Opinión · 24/02/2017
NO EXISTE MAYOR INTERÉS EN PROTEGER EL PATRIMONIO
ESPECIAL PATRIMONIO
En nuestro país vamos a tener que esperar algunos años, cuando las autoridades tengan otros criterios para manejar el tema del territorio, para poder pensar en políticas que favorezcan el patrimonio.

Colaboran:

Las inmobiliarias no tienen ninguna relación con el patrimonio, es más, lo desprecian. Y por una razón muy lógica: estamos en un sistema neoliberal donde el objetivo, tanto de actores privados como públicos, es obtener lucro en la consecución de sus proyectos inmobiliarios. Esa es la razón por la cual el tema del patrimonio no es nada para ellos: son construcciones existentes que no le significan ningún beneficio.

Hay algunos casos muy puntuales donde se han restaurado ciertos inmuebles de Conservación Histórica o inmuebles que están dentro de Zonas Típicas, como por ejemplo, un inmueble muy importante en Valparaíso que fue recuperado por el Duoc UC. Pero esto es una excepción porque los actores que lucran con la explotación del recurso suelo, con tal de hacer buenos negocios a través de artimañas y fórmulas artificiosas, buscan demoler y construir edificios nuevos. También hay casos contrarios, como lo que sucedió con la Galería Imperio que estaba protegida por el Plan Regulador Comunal de Santiago y la demolieron ilegalmente. En Chile es muy fácil violar la ley, porque las autoridades que tienen competencia en esta materia no se interesan mayormente en hacer prevalecer los cuerpos normativos.

Los municipios, por su parte, lo único que hacen es calificar e incorporar en su instrumento de planificación territorial cuáles son los inmuebles que están protegidos. Los cambios a los Planes Reguladores permanentemente están orientados a satisfacer las ansias del sector inmobiliario, lo que se puede ver por las formas de establecer las normas urbanísticas para los diferentes sectores.

Chile es el único país en Latinoamérica que no tiene mayor interés en preservar el patrimonio. En el resto de los países, sobre todo Ecuador, Bolivia, Perú, Argentina, Brasil y Colombia, tienen regulaciones bastantes interesantes en términos de preservar la memoria histórica y arquitectónica. Es más, la Municipalidad de Buenos Aires acaba de sacar una regulación mediante la cual prohíbe, de forma bastante seria, la demolición de todos los inmuebles construidos antes del año 1949. En Chile, en cambio, vamos a tener que esperar algunos años, cuando las autoridades tengan otros criterios para manejar el tema del territorio, para poder pensar en políticas que favorezcan el patrimonio.